Sobre el dibujante Javier

Para saber sobre mí, debes saber que el dibujo siempre ha sido mi pasión. Desde muy pequeño me dí cuenta que mi punto fuerte era el dibujo. Siempre me ha llamado la curiosidad el hecho de que nunca aprendí a dibujar, fué algo con lo que nací. Bueno, la verdad es que en los últimos años he perfeccionado mucho mi técnica, y ahora mis dibujos reflejan mucho mejor un estilo propio y mas cercano al hiperrealismo, pero la verdad es que desde muy pequeño he sabido dibujar. Estudié bachillerato artístico en la Escuela de Artes Leon Ortega en Huelva, y luego Bellas Artes en la Universidad de Sevilla, especialidad de Diseño gráfico y Grabado.

Un día trabajando en la fábrica nacional de moneda y timbre (FNMT), viendo cascadas de monedas de un céntimo de euro saliendo todas unas iguales de otras y preguntándome por qué las fabricaban si el valor del metal que se utilizaba para su fabricación era superior a su precio, me di cuenta de que lo que hace valioso algo es ser único e irrepetible diferente del resto, yo no era una moneda de un céntimo igual al resto, yo era algo mas, no quería ser una pieza esclava mas del sistema con un propósito solo de utilidad a la sociedad, como lo eran esas monedas. Además, en el año 2020 me reafirmé en la creencia de que lo que la gran mayoría haga, no tiene por qué ser lo correcto. Siempre he sido diferente, en mi familia todos son trabajadores del sector sanitario y fui el único de mis hermanos que tuvo el valor de decirle a mis padres que yo no tenía por que estudiar algo que no me gustaba solo por el dinero, y me negué a estudiar medicina. ¿Entonces, por qué estaba allí en la FNMT?, me sentía como parte de una maquinaria perfectamente engrasada y, aunque me sentía orgulloso de trabajar allí y mis compañeros eran excepcionales, sentí que no era lo que quería hacer con mi vida, ya que era un trabajo extremadamente repetitivo e impersonal y que cualquier persona lo podría hacer. Me dí cuenta un día de lo que quería  hacer realmente en mi vida. Ahí fue cuando empecé a dibujar sin parar. Cuando te tomas algo en serio de verdad pienso que nadie puede pararte. Ha habido incluso días en que he perdido el trabajo y la novia y he seguido dibujando incluso llorando. Ese es un nivel superior al compromiso contigo mismo y con los demás. Es darle a tu vida un propósito superior a tí. Si tienes un propósito tu vida cobra sentido.

La vida es como estar en una playa viendo las olas del mar, para que se te conceda el placer de que la ola venga y te acaricie los pies, primero tiene que hacer un movimiento de retroceso, es como la respiración, Dios te da y te quita, la dualidad está presente en todo, y cuando lo comprendí, empecé a no preocuparme cuando venía a mi vida algún racha realmente mala, porque siempre es el preludio de una racha buena, y si es extremadamente mala, es que viene algo extremadamente excepcional en tu vida. (Sus motivos tendrá el haber hecho Dios el mundo así, no soy quien para juzgar algo tan complejo como la creación).

 Empecé a poner a disposición de los usuarios de la red algo que nunca pasa de moda y que genera mucha emoción en la persona que recibe el dibujo: el retrato. ¿Quién me iba a decir  dos años después de aquello que iban a encargarme retratos desde todas partes del mundo, Mis clientes satisfechos a los a los que les he alegrado el día al recibir el dibujo… han llorado muchos y emocionado de verdad, el inmenso agradecimiento que me hacen después de recibirlo así lo prueba. Ultimamente incluso he aparecido en programas de televisión de maxima audiencia haciendo retomar la curiosidad al gran público por este arte tan antiguo,  y también han llorado al recibir el dibujo en el mismo plató de televisión en Telecinco! quién me lo iba a decir hace dos años.

Según me han comentado muchos de mis clientes, mi manera de dibujar hace que mejore la fotografía. Conservando el parecido, idealizo la realidad y la mejoro y ¿sabes qué es lo que mas me gusta de mis dibujos? que siempre el final es mucho mejor de lo que tenía pensado en principio, y eso en una vida en la que casi todo acaba diferente o al contrario de lo que habías planeado me hace sentir que tengo el control real de que todo salga perfecto y eso me hace realmente feliz 🙂 . Por todo esto estoy inmensamente agradecido a todos aquellos que se han interesado por mi forma de dibujar. Gracias a su confianza hago realmente lo que me gusta. Alegro el día a los clientes cuando ven el resultado final de su dibujo. Han sido muchos los dibujos a lápiz realizados a través de encargos realizados en retratos-a-lapiz.es desde aquel día en el que decidí coger un lápiz y escribir de nuevo mi vida.

¿Qué más se puede decir? GRACIAS

Adjunto unas fotos de cuando estudiaba bellas artes en la Universidad de Sevilla

Aquí puede ver una parte de mi espacio de trabajo, el papel y lápiz es básico en mi vida

retratos a lápiz de personas

Adjunto el dibujo que me hizo ver hasta dónde podía llegar con el dibujo. lo hice en bellas artes y tardé en hacerlo 6 meses. Es el dibujo mas importante de mi vida y el que le tengo mas aprecio.

dibujos a lápiz